La maestra fumigada

Después de 10 años, la justicia reconoció que una docente esta enferma por haber padecido las fumigaciones que se efectuaban sobre la escuela que ella dirige.

Es un precedente judicial para la lucha contra los agrotóxicos. Ella es Estela Lemes, directora de la Escuela Rural Nº 66 “Bartolito Mitre”, de Costa Uruguay Sur (Departamento Gualeguaychú). El fallo judicial condenó al Instituto Autárquico Provincial del Seguro de Entre Ríos (IAPSER) a cubrir el tratamiento de salud por los problemas que le causaron las fumigaciones con agrotóxicos.

Esto ocurrió en Entre Ríos, donde aún hoy está permitido fumigar a 100 metros de las escuelas. Pero eso, por supuesto no es suficiente. La población afectada de esta provincia tiene una larga lucha contra las fumigaciones con agrotóxicos. Esto llevó al municipio de Gualeguaychú el glifosato fuera prohibido. Sin embargo, el gobernador provincial Gustavo Bordet logró saltar un histórico fallo del tribunal supremo provincial a través de un decreto y otras estrategias legales para mantener la fumigación con agrotóxicos a solo 100 metros terrestres y 500 aéreos de las escuelas, cuando la organización de los vecinos había logrado alejarlas a 1.000 metros terrestres y 3.000 metros.

Smiley face
Smiley face